Terminó. Peter Jackson ha puesto fin a una saga que el comenzó hace mas de diez años con la trilogía de El señor de los anillos, mastodóntica producción que se saldó con uno de los mayores éxitos populares y críticos de la década cuya última entrega fue galardonada con, ni mas ni menos, 11 premios Oscar. Era de esperar que su director, se pusiera al frente de un proyecto como El Hobbit y, no exento de problemas (una productora en bancarrota, desacuerdos entre productoras por los derechos del libro, entrada y salida de un director como Guillermo del Toro…) y polémica…respecto a esto último lo mas comentado ha sido sin duda, extender un libro de 300 páginas a tres películas de, prácticamente, 3 horas cada una…idea desmesurada para un libro de aventuras infantil en opinión de muchos con el único objetivo de sacar los cuartos del espectador. Pero sinceramente…no seré yo quien se queje de esto…he disfrutado con cada una de las entregas, tanto con Un Viaje Inesperado (encantadora introducción) como con La desolación de Smaug (quizá la mas irregular pero sin duda, un maravilloso espectáculo para los ojos repleto de buen cine de aventuras)., y esperaba como agua de mayo la conclusión que diera fin a todo y uniera el relato con la trilogía del anillo. ¿ El resultado? En mi opinión, La Batalla de los 5 Ejércitos es el mejor de los tres.

 

Después de haber recuperado el reino del Dragón Smaug, la Compañía ha desencadenado, sin querer, una potencia maligna. Un Smaug (voz de Benedict Cumberbatch) enfurecido vuela hacia la Ciudad del Lago para acabar con cualquier resto de vida. Obsesionado sobre todo con el reino recuperado, Thorin (Richard Armitage) sacrifica la amistad y el honor para mantenerlo mientras que Bilbo (Martin Freeman) intenta frenéticamente hacerle ver la razón por la que el hobbit toma una decisión desesperada y peligrosa. Pero hay aún mayores peligros por delante. Sin la ayuda aparente del mago Gandalf (Ian Mckellen), su gran enemigo Sauron ha enviado legiones de orcos hacia la Montaña Solitaria en un ataque furtivo. Cuando la oscuridad se cierna sobre ellos, las razas de los Enanos, Elfos y Hombres deben decidir si unirse o ser destruidos. Bilbo se encontrará así en la batalla épica de los Cinco Ejércitos, donde el futuro de la Tierra Media está en juego.

 

gossier gay el hobbit

Evangeline Lilly en una escena de la película

Primordialmente, el resultado se nota especialmente por una duración de 144 minutos (incluyendo 10 minutos de títulos de crédito) que la beneficia muchísimo (es la mas corta de toda la saga), ya que esta entrega apenas pierde el tiempo: el inicio de la película lo deja muy claro con el ataque del dragón Smaug a la ciudad del lago y nos coge de la mano para no soltarnos en su relato, en una escena de acción IMPECABLE. A partir de aquí asistimos a los preparativos de una guerra narrado de forma ejemplar sin que el ritmo de la cinta decaiga ni un solo instante, y una vez empezada la batalla…ya no hay vuelta atrás. Incluso en sus instantes finales como emotiva despedida a toda esta saga, se muestra conciso (algo que muchos achacaron al final de la trilogía del anillo es que se alargaba su final hasta la extenuación…), pero siempre efectivo y emotivo. Peter Jackson consigue así que este sea su relato mas dinámico a cuestión de ritmo, donde apenas hay tiempos muertos (lo único que me sobró fue el personaje de Alfrid, el sibilino consejero del rey, que resta metraje a otros personajes mas importantes)…y eso que estamos hablando de una cinta donde se mantiene siempre en un espacio: Erebor.

 

gossier gay el hobbit

Orlando Bloom repite papel y disfruta de ello.

Y un apartado que agradecí sobremanera en esta entrega es que, esta vez, las historias confluyen con coherencia interna. Quiero decir con esto, que, por fin, logro creerme los conflictos e intereses de los personajes, manteniendo la importancia en ellos, un detalle que, por ejemplo, en La desolación de Smaug (su entrega precedente) no ocurría ante un relato algo deslavazado donde primaba mas la acción que la importancia de sus personajes…aquí logran darse de la mano con mucha mas efectividad e incluso con historias que en un principio no me convencían en absoluto (la historia de amor entre la elfa Tauriel y el enano Kili), al menos consiguen resolverlo de forma mucho mas efectiva y mas emocionante (mas de lo que yo cabía esperar).Los personajes toman un cariz mas protagónico esta vez (especialmente Thorin, Bardo, Thranduil y Bilbo), y debido a esto, el relato se antoja mucho mas emocionante al primar éstos por encima de la acción.

 

Incluso los actores se notan mucho mas cómodos, y especialmente intensos, ofreciendo las mejores interpretaciones de esta trilogía: Martin Freeman es el Bilbo perfecto, y parece como si hubiera dejado lo mejor de si mismo para el final (las escenas finales resultan sobrecogedoras gracias a su interpretación) ; Ian Mckellen…¿Qué puedo decir de este hombre que no se haya dicho ya? (su escena con la pipa es antológica); Luke Evans está impecable en su papel de Bardo (el inicio es el mejor ejemplo); Evangeline Lilly mucho mas convincente que en su precedente (emocionante su enfrentamiento final); Lee Pace me ha encantado como Thranduil (atención a sus cambios de registro); Orlando Bloom…se lo pasa en grande (aunque su interpretación no sea muy destacable…pero a su personaje están dedicadas las escenas mas espectaculares e inverosímiles, desde luego); y Cate Blanchett, Hugo Weaving, Sylvester McCoy y Christopher Lee se dejan aparecer en una escena que hará las delicias de los fanáticos. Pero sin duda, esta es la película de Richard Armitage…su interpretación de Thorin es IMPECABLE y destaca por ser el mejor del reparto, sin duda (magnífica escena de la locura del personaje).

 

Lo que no me esperaba en absoluto, es que me encontrará ante una película de acción hecha y derecha que posee, sin dudarlo, las mejores escenas de este género que ha dirigido Peter Jackson en toda su carrera. No es que Jackson se muestre inspirado, es que deja que el espectador se entere de todo, abriendo el plano y dejando que respire el paisaje y la coreografía. Y mas merito aún es el hecho de que te enteres de toda la batalla desde distintos ángulos sin que te pierdas ni un solo instante (en ese sentido el montaje es fantástico).Pero si tengo que destacar escenas destacaría: el inicio con Smaug, donde te enteras de prácticamente todo; la multitudinaria batalla (atención a Dain Pie de Hierro); el enfrentamiento entre el orco Bolgo y Legolas (instante espectacular donde los haya…aunque con un toque infográfico en alguna ocasión un tanto ridículo); y el esplendido enfrentamiento entre el orco Azog y Thorin en un río helado (de una puesta en escena magnífica).

 

gossier gay el hobbit

Martin Freeman es el genial Bilbo

Por supuesto, todo acompañado de un nivel técnico de primer orden que da pie a ser el espectáculo del año, sin mas preámbulo. Los efectos visuales son excelentes donde los haya (aunque como he comentado antes, hay instantes donde resulta demasiado cantoso), el montaje del film construye el episodio mas sólido de la trilogía, la fotografía aprovecha cada uno de los parajes del film para dotar de mas espectacularidad a la cinta (diferenciando con diferentes tonos cada una de las localizaciones de la cinta) y, en especial, una banda sonora de Howard Shore que pone toda la carne en el asador para intensificar las emociones con mano maestra en una de las creaciones mas sólidas que nos ha dado el cine (hablo por el trabajo conjunto).

 

La Batalla de los 5 ejércitos es, sin duda, un colofón final a la altura de lo esperado, y un film de acción esplendido. Seguramente los que no hayan disfrutado del viaje, no disfrutarán con esta última entrega, pero será mas por desidia y por arrastrar ya el tópico de que se ha estirado el chicle, lo que no quita que sea una producción mastodóntica de la que pocas veces podemos disfrutar en una pantalla de cine. Y esta última entrega de El Hobbit se despide de forma impecable, enlazando con la trilogía del anillo de forma maravillosa. Peter Jackson puede dormir tranquilo…

 

Lo mejor: es un colofón final a la altura de las circunstancias; es la mejor de la trilogía; la puesta en escena de Peter Jackson; el esplendido ritmo ; la banda sonora de Howard Shore; las interpretaciones son las mejores de la trilogía…

 

Lo peor: el personaje de Alfrid ocupa demasiado tiempo en pantalla ; algún momento de exceso digital; y que se menosprecie una labor inmensa por haber extendido el libro en tres películas.

 

La escena: muchas, aunque el plano final me parece impecable

 

Manuel Monteagudo

Licencia Creative Commons
cine: el hobbit 3; la batalla de los 5 ejércitos por Gossier Magazine, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain Licencia.