En Gossier normalmente, gracias a Dios o al Karma, no solemos publicar noticias de sucesos ocurridos a no ser que sean tan detestables como el ocurrido este pasado fin de semana, cuando creemos que hay cosas que ya no ocurren un jarro de agua fría nos devuelve a la realidad.

El pasado jueves dos jóvenes, M.R.C. y J.M.I., salían de la conocida discoteca “Diamante” ubicada en la céntrica Plaza de España madrileña y visitada con gran afluencia por público gay y gayfriendly. Una discoteca que puede alardear de buena fama por su ausencia de peleas y disturbios.

Según los agredidos, dos jóvenes se les acercaron y sin mediar palabra les agredieron brutalmente. Uno de ellos fue golpeado y arrojado contra un contenedor y el otro recibió un puñetazo en la cara que le dejó tendido en el suelo mientras escuchaban los gritos de “fuera de aquí maricones”. Tras este brutal ataque los dos agresores se dieron a la fuga sin llevarse ninguna pertenencia de los agredidos, descartando así el móvil del robo.

agresión homófoba gossier gay

Imagen de la discoteca “Diamante” en una de sus conocidas fiestas

Las injusticias de esa noche no acabaron ahí. Los dos jóvenes llamaron a los servicios de emergencia y a la policía que vigila la zona donde está situada la discoteca. J.M.I. , el que presentaba unas agresiones más complicadas, fue trasladado en ambulancia al Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. Cuando M.R.C. pidió que le trasladarán junto a su pareja el personal de emergencia se negó alegando que “no era familiar directo”. Así pues pidió a los agentes que le llevasen hasta el hospital, dada la situación y el estado en el que el joven se encontraba. Según M.R.C. la policía contestó “Baje usted del coche, esto no es un taxi. Vaya por su propio pie al hospital”.

agresión homófoba gossier gay

Foto subida a las redes sociales por los agredidos desde el hospital

Tras estas palabras el joven decidió hacer una foto a la matrícula del coche policial para denunciar la mala gestión y falta de respeto por parte del organismo. Según el testimonio sabemos que la policía le arrebató el teléfono móvil borrando las fotos y dejando al joven sin pruebas para denunciar los hechos.

Después de cuatro horas de atenciones médicas, los jóvenes regresaron al domicilio y fuentes de Gossier nos han hecho saber que pretenden denunciar a la policía por la actitud que demostraron tras una agresión como la vivida.

Los agredidos han hecho un buen uso de las redes sociales para dar a conocer el suceso y rápidamente se ha propagado por toda la comunidad madrileña y el resto de medios de comunicación que han ayudado a que se sepa este injusto acto.

Desde Gossier queremos demostrar y ofrecer todo nuestro respeto, apoyo y ayuda a estos dos jóvenes que salían de divertirse de una discoteca sin molestar a nadie y que vieron como su noche se truncaba por el hecho de amar a una persona del mismo sexo y más allá de un ataque homófobo, despreciable en cualquier caso, fueron víctimas de un aún más despreciable trato por aquellos que deben velar por la seguridad y bienestar de los ciudadanos. Repito, todo nuestro apoyo a estos dos jóvenes y a todos los jóvenes que día a día sufren estas injusticias.

Vedette Deivis

Licencia Creative Commons
agresión homófoba a la salida de una discoteca en madrid por Gossier Magazine, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain Licencia.