Queridas lectoras, una vez más tengo que disculparme por esta larga ausencia. Mi vida se ha convertido en un carrusel vertiginoso de trabajo, de noches interminables y de extrañas situaciones y momentos.

Pero eso, como diría Lola Flores, es otro cheque.

Había soñado con escribir este post desde una maravillosa terraza con vistas al mar en una cala de Ibiza, pero ni siquiera allí he tenido tiempo. Tiempo, a veces me pregunto si valoramos el tiempo.

Pensamos que es tiempo todo lo que nos sobra en esta vida, pero yo nunca dejo de sentir que es tiempo todo lo que me falta.

En ocasiones el tiempo decide jugar en mi equipo y se para, como sucedió aquella mágica noche en que fui a LA CASA DE LA PORTERA a ver TRINIDAD.

Y es de ella de quien vengo a hablaros, de TRINIDAD, aunque no esté en una cala en Ibiza sino en una lavandería en la calle Magdalena.

Esta pequeña delicia que mis amigas de HILVANADO PRODUCCIONES me han regalado a mí y a todos quienes ya han pasado por LA CASA DE LA PORTERA para conocer a TRINI. A TRINIDAD.

Porque durante aproximadamente 1:30h SE PARÓ EL TIEMPO y sólo hubo dentro de mi una vorágine de emociones, de sensaciones, de sentimientos, de verdad.

Es éste un espectáculo intimista, divertido, dramático, sentimental, crítico, envuelto en un estilismo neorrealista, con momentos poéticos.

Trinidad plantea al espectador temas que nos siguen preocupando y que aún siguen sin resolver: el precio del ser humano, los condicionamientos sociales y económicos como propulsores y/o destructores de las relaciones, la privación de los derechos, la condena de los vencidos.

Así definen sus creadores a TRINIDAD, adaptación del texto Okey, original del venezolano Isaac Chocrón y escrito en 1969.

No se si por mi historia personal, por el momento en que me senté en aquella butaca o simplemente por que las cosas en ocasiones suceden cuando menos lo esperas, sólo puedo decir que TRINIDAD es lo mejor que he visto en mucho TIEMPO. Tenía el listón muy alto y superó todas mis expectativas, de principio a fin.

Desgarradora, maravillosa, cargada de emoción, de realidad, de vida.  Esta historia tan poco convencional no puede dejar indiferente a nadie. Reí y disfruté tantísimo en el primer acto y a penas pude contener las lágrimas durante unos minutos del segundo. La devastadora realidad de TRINIDAD me tocó el alma como hace demasiado que no me lo tocaban y en un momento creí morirme por dentro, como si mi propia vida me estuviera estrujando el corazón.

Y es que nada voy a hablar de la sinopsis de esta maravillosa obra, es necesario verla y sentirla para saber de qué estoy hablando. Sólo diré que es una historia de mujeres, entre mujeres. Y como diría la mujer que más quiero en este mundo, las historias de mujeres son otra cosa. Así lo he vivido en mi propia piel y así me hizo volver a vivirlo la historia que sucede en TRINIDAD, durante una época complicada, la España de los primeros años 60s. La historia siempre se repite, aunque creamos que no, lo hace. Siempre.

A veces no puedo evitar pensar si volverá a repetirse la historia de mi vida, pues TRINIDAD no me hizo pensar tanto en el pasado como en el futuro, además de ver claramente que si fuera así, si todo volviera a repetirse, tomaría la misma decisión una y otra vez. La decisión de AMAR (TE).

trinidad2Cristina Bernal, Marta Guerras y Lorena Toré. Actrices de TRINIDAD

Puede que todo esto esté sonando a palabrería. Puede que no se trate de una crítica objetiva, pero me da igual. Cuando algo me toca de semejante forma no puedo más que sentirme agradecida. Agradecida de tres impecables interpretaciones, de una dramaturgia y dirección perfectas, de una cuidada producción, hasta el más mínimo detalle, como el de un café en cafetera. Agradecida a CONFECCIONES DESFACHATEZ por sus DESPROPÓSITOS de diseño gráfico y teaser (ver video más arriba), que bien podrían ser los títulos de crédito de cualquier película de ese director que tanto gusta. GRACIAS.

TRINIDAD es necesaria, en todos los sentidos.

No podemos seguir viviendo así, día tras día…. Esto ya no nos basta. No, no nos bastamos, esa es la verdad.

Algo tiene que pasar, algo malo o bueno, pero algo tiene que pasar. ¿Es que no lo ves? Esto de hoy es una señal, no podemos seguir así, no podemos seguir así…..

- SOLE.

TRINIDAD puede verse los domingos y lunes de mayo en LA CASA DE LA PORTERA

Domingos 20.30h | Lunes 22.00h

Para más información y reservas: 649 397 571

Como última curiosidad os contaré que ha sido la primera obra en los 2 años de historia de LA CASA DE LA PORTERA que ha conseguido vender todas las entradas para todas las funciones programadas días antes de su estreno.

¿Aún no habéis llamado para reservar?

Licencia Creative Commons
TRINIDAD, Una historia de mujeres con corazón por Gossier Magazine, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain Licencia.