Hoy os quiero recomendar un película muy reciente, tanto que se grabó en Marzo de este año y se estrenó en Mayo, que es cuando yo la vi en el cine del Matadero de Madrid. Me encanta, por cierto, que en los tiempos de velocidad luz que vivimos las película sean también  casi instantáneas y en cuestión de tres meses se rueden y se estrenen. En este caso toda esta rapidez es posible porque se enmarca dentro de los postulados del littlesecretfilm; es decir, rodaje en 24 horas, sin guión (o con guión colectivo) sin presupuesto y sin equipo numeroso. Se trata de “Neuroworld” de Borja Crespo una notabilísima película que os dejo aquí linkada para que la veais si os apetece.

Neuroworld

Neuroworld Cartel

Neuroworld” (una adaptación de los cómics de Miguel Ángel Martín) es un thriller emocional, con grandes dosis de comedia negra y sorprendentes y muy bien resueltos momentos de suspense. Un cuarteto de personajes muy actuales llevan la trama. Ninguno de ellos te acaba de caer bien, todos son mezquinos, egoístas y psicópatas a su manera y sin embargo todos son interesantes y con todos te identificas. Para que luego digan los gerifaltes de la tele –esos que dictan cómo deben ser las series españolas y luego sacan cosas como B&B o El Chiringuito de No Sé Quién- que el espectador necesita un “bueno” para sentirse identificado. ¡Pues no! La identificación surge de los buenos personajes no de los personajes buenos.

Mi preferido es el que interpreta magistralmente Richard Sahagún (sí, qué casualidad, el que hace de novio de Mariola Fuentes en “Fantasmagórica”, todo queda en casa). Sahagún borda el personaje más honesto y sincero de todos y también el más brutal: es el único que no se esconde y dice a bocajarro lo que piensa y tal vez por esa cualidad es el que más puntos tiene para ser el “héroe” a pesar de ser también el más peligroso. No puedo dejar de mencionar las grandes interpretaciones de las mujeres de la peli, Mónica Miranda y Marta Guerras. Esta última incorpora un personaje desternillante: una youtuber con miles de visitas, muy al estilo de isasaweis pero más gritona y sobreactuada, con un fuerte componente kitsch y poligonero muy al estilo latinoamericano que nos regala los momentos más divertidos del film. Ellas dos protagonizan además una de las escenas de suspense más perturbadoras de la película; una escena que pasa de la comedia al terror psicopático de manera gradual y en la que nunca estás seguro del terreno que pisas y qué es verdad y qué mentira.

En definitiva, “Neuroworld” merece la pena, se trata de un buen ejemplo de cómo el cine de calidad ni necesita de grandes presupuestos ni de equipo numeroso ni muchas horas de rodaje. Es estimulante asistir a películas como esta, de gran calidad técnica y artística, donde sólo la fuerza de la historia y las interpretaciones son suficientes para mantenerte pegado a la butaca.

Licencia Creative Commons
NEUROWORLD de Borja Crespo por Gossier Magazine, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain Licencia.