Gossier Magazine nace como un proyecto personal,  pequeño al principio. Conforme ha ido tomando forma y desarrollándose en el inicio ha crecido poco a poco y acogido a nuevos y nuevos colaboradores, haciéndose un proyecto más grande y de mayor envergadura del que pensábamos.

Gossier Magazine no nace con la ambición de ser el mejor magazine digital LGBT ni tan siquiera ser un periódico digital, sino un lugar donde personas que tienen cosas importantes que decir en este área, bien por sus conocimientos, bien por su implicación, o bien por ser quienes son, tengan un espacio donde escribir y dejar parte de su esencia, siempre con un enfoque gay cultural.

No queremos competir con otros medios informativos. No nos creemos en el derecho de la verdad y seguramente cometamos muchísimos errores, también intentaremos aprender de ellos. De momento no tenemos un afán de lucro necesario ni nos alquilamos a nadie. Nuestros colaboradores no perciben ningún beneficio de este magazine más que el propio beneficio personal de expresarse y promocionarse. No dependemos de nadie ni damos cuentas a nadie, ya que nuestros visitantes y lectores son libres de leernos o no, de compartir nuestras opiniones o contradecirlas, y para ello existimos.

Tenemos que aclarar que aunque algunos autores y redactores son periodistas, o profesionales de los medios, otros de los muchos son personas que jamás han tenido la oportunidad de expresarse en un medio online más que en sus propias redes, y nosotros queremos darles esa oportunidad, por ello os pedimos que seáis condescendientes y les deis un punto de tolerancia en sus escritos y publicaciones.

No queremos tener una línea editorial estricta, definida y única, periodística, o al contrario subjetiva o “petarda”, sino que al revés de otras publicaciones queremos ser variopintos, diversos, y ricos en formas y contenidos, centrándonos más en que sigáis a nuestros autores y colaboradores que a la revista en sí como conjunto.

Queremos hacer especial mención a nuestras columnas de Gossier de.., explicando que son espacios personales donde cada autor como su persona y bajo su responsabilidad escribe a su estilo y con la libertad absoluta de expresarse.

También tenemosun espacio especial, Miss Gossy. No queremos ser un magazine gay exclusivamente masculino, sino tener al menos un apartado para las chicas y este es su sitio.

Sólo nos queda decir que todos tenemos la mejor de las intenciones, y toda la ilusión en este proyecto, esperamos contagiaros a todos vosotros y que disfrutéis consultando nuestro magazine tanto como nosotros llenándolo cada día de contenidos.